¿Cuál será la altura de les tres estatuas representando al Ángel de la Libertad, al Ángel de la Igualdad y al Ángel de la Fraternidad?

 

Para determinar dicha altura, habrá que tener en cuenta los edificios próximos, si los hay, es decir que el lugar donde los tres ángeles esculpidos vendrán algún día a posar sus pies, deberá primero ser perfectamente identificado en Estrasburgo, lo que todavía no se hizo.

He aquí un montaje un poco humorístico que instala a una figurilla del “Ravi” (*)

De Provenza (el “Ravi” del belén representa aquí al soñador solitario de esta página Web, boquiabierto ante la altura del Ángel de la Fraternidad).

Este montaje expresa algo de la diferencia de tamaño entre un ser humano y una de las tres estatuas. Ahora bien esta maqueta mide 70 centímetros de altura, incluida la peana. En cuanto a la figurilla, mide 7,5 centímetros de alto.

Si consideráramos a un“Ravi” del belén, midiendo aproximadamente un metro ochenta y cinco, como el soñador, nos indicaría un orden de tamaño para la estatua:

La relación entre 70 centímetros y 7,5 centímetros es de 9,33333. Una altura de un metro ochenta y cinco multiplicada por 9,33333 nos daría una altura de 17,26 metros para el Ángel de la Fraternidad.

La carta siguiente del Ingeniero Arquitecto Pierre Tissier, cuyo tema eran precisiones técnicas y la estimación de un coste, imaginaba para les tres estatuas dimensiones mucho más imponentes: entre 30 y 60 metros de altura.

 

 

(*) Personaje tradicional del belén provenzal con los brazos levantados en señal de emoción y encanto ante el Niño Jesús.

 

 

 

 

Precisiones técnicas y estimación del coste

 

 

El ingeniero arquitecto Pierre Tissier fue uno de los que participaron, de 1984 a 1986, en el trabajo de restauración de la estatua de la Libertad en Nueva York.

Le había consultado por carta sobre la viabilidad técnica del proyecto “T res estatuas para Europa”, (en una época en la que no disponíamos todavía de las tres maquetas de hormigón celular realizadas para nosotros por la escultora francesa de origen polaco, Teresa Kochanowska, de casada Manojlovic, que representan al Ángel de la Libertad, al Ángel de la Igualdad y al Ángel de la Fraternidad).

A partir de su experiencia, el 11 de julio de 1986, Pierre Tissier me había escrito:

Su iniciativa de “Tres estatuas para Europa” me parece que debe ser fomentada. Por eso respondo gustoso a su petición de informaciones. Lo más difícil será, en mi opinión, “motivar” a los europeos acerca de esta empresa.

Simples estatuas, por más bellas que sean, no dejarán de ser estatuas a no ser que la gente, como en los Estados Unidos, vea en ellas otra cosa. El modelo de estatuas inspiradas en la Antigüedad, bastante bien materializado por la obra de Bartholdi, parece que debe impresionar al hombre común por su escala y su prestancia. Pero por el corazón es como la estatua de la Libertad “engancha” a miles de visitantes muy diversos, para los cuales es un lugar de peregrinación a la Libertad encontrada de nuevo. Son en efecto, como bien lo sabe, de cien a ciento cincuenta millones de americanos, los que la saludaron antes de desembarcar en la tierra americana. La estatua de la Libertad, en Nueva York,  no es un monumento al que se admira, es como un ser vivo que vuelve a dar a luz, cada día de visita, a los que encontraron asilo en esa tierra fecundante y generosa. Deseo de todo corazón que las estatuas de Estrasburgo inspiren a sus visitantes semejante fervor.

Por haber examinado muy detalladamente la estatua de la Libertad, restaurada en colaboración con compañeros de otras estatuas – entre otras el Vercingétorix de Millet- por haber dado mi parecer en la restauración del admirable san Carlos Borromeo, mucho más antigua, pienso que el cobre rojo en láminas de 2,5 a 3 milímetros, es el material que mejor convendría para la realización de estatuas cuya altura se sitúa entre 30 y 60 metros. El cobre martillado, trabajado en moldes especiales, cobra, después de la terminación de la obra, la expresión directa del escultor y del artífice que concibieron al sujeto. Es una realización auténtica que se imprime directamente en el metal. Es una realización ligera y el montaje de placas trabajadas por remachado da gran flexibilidad a la obra. Sostenida por una osamenta metálica que se inspira de la de Eiffel en cuanto a la estatua de la Libertad consta de:

-          un pilón de estabilidad, espinal dorsal del sistema

-          una osamenta secundaria que transmite el peso propio del envoltorio de cobre y las diferentes sobrecargas ( viento, hielo etc.…) al pilón de estabilidad

-          un dispositivo de conexión relativamente flexible entre la osamenta secundaria y la nervadura que refuerza los pliegues de la “piel” de cobre. Gracias a tal sistema, la obra conserva cierta flexibilidad que la pone al abrigo del riesgo de deformaciones permanentes consecutivas a una excesiva rigidez.

Los materiales nuevos, las tecnologías actuales de aislamiento, descartan para la obra los fenómenos de corrosión electrolítica. El “miriñaque” que tensa la” piel”, obra de arte propiamente dicha no merma la libertad de expresión del artista y garantiza que no se vayan a deformar los volúmenes.

Los vacíos interiores permiten organizar el espacio interior de la obra (controles, visitas organizadas etc.…) sin que estén definitivamente fijos. Colocadas en un sitio menos agresivo que la estatua de la Libertad (la bahía de Nueva York “goza” de la atmósfera más contaminada del mundo), las estatuas de Estrasburgo, dada nuestra experiencia, deben de tener una muy larga duración de vida. El empleo del ordenador para el cálculo de la sección de las barras y su comportamiento simulado bajo las dificultades previsibles, nos ponen al abrigo de una ruptura mecánica.

Me he limitado aquí a recordar las principales ventajas de tal sistema, que además ha de ser el menos costoso dada la altura de las estatuas. En lo que se refiere al precio, me resulta imposible ser preciso hasta que no tenga más precisiones sobre la consistencia del proyecto.

La altura respectiva de las tres estatuas, su forma, la índole del receptáculo donde se afiancen, el partido que quieran sacar de este receptáculo (museo, salas de conferencia, vestíbulo de exposiciones etc. que constituyen otros tantos polos de atracción para los visitantes, lo mismo que el museo de la inmigración dentro de la estatua de la Libertad) tendrán una influencia en el coste. La cantidad de tres millones de francos que propone usted me parece muy baja si en el coste entran: los honorarios del escultor, los de los técnicos que procedan al estudio y cálculos de la obra, la fabricación de los sujetos, de la peana o receptáculo, las cercanías, las vías de acceso, los equipamientos interiores, la vigilancia y el seguimiento de las obras etc.…

Piense en el terreno (por lo menos dos hectáreas) que ha de prever aparcamientos y plataformas, guardería, cafetería etc.…

Si el proyecto reviste la amplitud que imagino y que se merece, es decir tiene la suficiente amplitud para alcanzar el objetivo ambicioso que se propone, la gama del coste de la obra sería de 40 a 50 millones más bien  que 30 a 40. Un análisis más fino será posible, desde luego, en cuanto se precise el proyecto. La referencia al coste de restauración de la estatua de la Libertad, que conlleva un máximo de arreglos, la construcción de un enorme andamiaje etc.…es difícil.

Espero que lo que acabo de decirle le sea de alguna ayuda. No obstante, quisiera decirle que mi eventual participación en la realización de su proyecto sería un magnífico remate en mi carrera.

 

 

 

En su carta, Pierre Tissier hablaba, en 1986, de 40 a 50 millones de francos que corresponderían, hoy en día, a una cantidad situada entre 6097960 y 7622450 euros.

 

Desconozco desgraciadamente el paradero de Pierre Tissier (que, en aquella época vivía calle Gandon, en el distrito 13). Me agradaría si alguien de los visitantes de esta página Web, me pudiera informar sobre él, y eventualmente cómo entrar en contacto con él.

Me gustaría también, con todos los datos facilitados en esta página Web, que otros ingenieros arquitectos volvieran a hacer el estudio de factibilidad y presupuestar en euros.

Para mandarme noticias de Pierre Tissier o bien un estudio de factibilidad y un coste en euros, pueden utilizar el siguiente email:

jac.atlan@orange.fr

Mis gracias anticipadas

 

 

 

 

 

 

COOPERACIÖN FOTOS

 

 

 

 

Ínter nautas de Alsacia o de Estrasburgo que habéis visitado esta página Web imperfecta e incompleta, quizás podáis o queráis ayudarme.

O bien vosotros que, venidos de más lejos, no siendo ni estraburgueses ni alsacianos, hubierais tenido ganas y ocasión de fotografiar los lugares del sueño evocado en esta página Web.

Para la séptima interpretación por ejemplo, faltan todavía algunas fotografías:

La de la esclusa y del pequeño puente en el Canal del Marne al Rin, a la entrada de la zona de ocio del Marais.

El Camino del Wacken, que termina, de izquierda a derecha, con el emplazamiento para la estatua del Ángel de la Libertad, la estatua del Ángel de la Igualdad, la estatua del Ángel de la Fraternidad.

El Camino del Estadio, hasta las orillas del canal del Marne al Rin, con, de derecha a izquierda, la estatua del Ángel de la Fraternidad, la estatua del Ángel de la Igualdad, la estatua del Ángel de la Libertad.

Las riberas del Aar y las del Canal del Marne al Rin, frente al emplazamiento para las estatuas de los tres Ángeles.

El Estadio del Aar.

La Isla de los Pájaros.

A orillas  del Canal del Marne al Rin, sin duda en la zona de recreo del Marais, el pontón en el que termina el sueño.

Desde lo alto de la Catedral de Estrasburgo, una fotografía del emplazamiento para el Ángel de la Fraternidad, y de paso, el vuelo sobre la sinagoga de la Paz.

También desde lo alto de la Catedral de Estrasburgo, una foto que sobrevuela la Avenida de la Paz, y que, a vuelo de pájaro, llega hasta el emplazamiento para las tres grandes estatuas.

El Palacio de los Derechos del Hombre, el Palacio de Europa, los edificios del Parlamento europeo, los edificios del Parque de las Exposiciones, el emplazamiento para las estatuas de los tres Ángeles, fotografiados desde las orillas del Canal del Marne al Rin.

Algunas de las fotografías, que saqué durante breves estancias en Estrasburgo, se podrían volver a sacar más tranquilamente, y sustituir en la página Web tal o tal otra que de momento se encuentran allí.

Faltan también las fotos de varios pontones que descubrir, los que corresponden a cada una de las interpretaciones del sueño.

Lo mejor, si os parece, para esta cooperación, sería que me mandarais fotos numéricas por fichero anexo, al siguiente email:

    o    jac.atlan@orange.fr

 

Desde luego que para las fotos que se escojan y se encuentren en la página Web, indicaré el nombre y apellido del que la o las haya sacado así como su email.

 

Con mis gracias anticipadas y un cordial saludo

Jacques Atlan.

 

 

*